C. Franco y L. Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA.- Un par de niños que jugaban agua a la puerta de su casa llamó la atención de los vecinos porque hacía rato que estaban ahí sin la presencia de su madre, y eso hizo que estos averiguaran y descubrieran el cuerpo inerte de la progenitora de los pequeños en el interior de un predio del fraccionamiento Pedregales II CTM de Kanasín.

La tarde de este jueves, los colonos de esa zona vieron a un niño de 4 años y a una niña de 2 que llevaban buen rato jugando con la manguera, por lo que se acercaron a la casa marcada con el No. 140 de la calle 39 entre 14 y 16 para ver si todo estaba bien.

Al preguntarle a los infantes por su mamá, ellos comentaron que se encontraba adentro, así que los vecinos acecharon y vieron a la joven madre, con siete meses de embarazo, tirada en el piso; entraron para intentar ayudarla, pues pensaron que tal vez se había sentido mal, pero descubrieron que ya no respiraba.

Asustados, llamaron al número de emergencia 911 para pedir ayuda mientras que uno de ellos se llevaba a los menores a su casa en lo que llegaban sus familiares. Al lugar se presentaron policías municipales, estatales y personal de la Fiscalía General del Estado.

El predio en donde ocurrió el homicidio (SIPSE)

Al poco tiempo llegó el esposo de la fallecida y luego de ser brevemente interrogado fue retenido por los elementos de la FGE, que lo llevaron a sus instalaciones para conocer más detalles de su paradero en el momento de la muerte de su mujer y mientras se realizan las investigaciones pertinentes.

Por la noche, la FGE informó que la mujer fue asesinada por asfixia por sofocación –le pusieron una bolsa de náilon en la cabeza-, además de que presentaba golpes defensivos en brazos y otros hematomas en rostro y cuerpo. La fallecida se llamaba Marcelina Pérez Patistán, de 25 años de edad y siete meses de embarazo. Al parecer la familia no es de Yucatán. La FGE activó el protocolo de feminicidio.

Con este hecho, en Kanasín, en menos de una semana, han ocurrido un feminicidio, un homicidio y una violación.