Mérida, Yuc.- La fibromialgia, de acuerdo con estudios realizados en Yucatán, tiene una prevalencia de 1.3 por ciento por cada 10 mil habitantes y afectando en un 90 por ciento de los casos a mujeres.

Jacinto Herrera León, presidente de la Correspondencia Península del Colegio Mexicano de Reumatología, mencionó que el IMSS otorga cerca de 50 mil consultas cada año por fibromialgia que afecta en su mayoría a mujeres entre 30 y 55 años de edad.

“Es una enfermedad que impacta de manera importante en la mujer porque se presenta en una etapa difícil de su vida, donde se van dando cambios en sus procesos hormonales. Desde el punto de vista laboral pudiera disminuir su rendimiento y catalogarse como una persona “floja”. Impacta aspectos biológicos, psíquicos y sociales de la mujer y sigue siendo un reto para los reumatólogos”, apuntó Herrera León.

Agregó que la fibromialgia es un trastorno de dolor crónico que a menudo es difícil de tratar y que las intervenciones efectivas incluyen una serie de terapias no farmacológicas y farmacológicas que a menudo se brindan en combinación.

“Los pacientes generalmente responden mejor a un programa de tratamiento multidisciplinario e individualizado que incorpora al médico familiar, el reumatólogo y especialistas en medicina física, rehabilitación y salud mental”, detalló.

Los principales síntomas que presentan las personas con fibromialgia son fatiga, menor resistencia a actividades que implican esfuerzo y el cansancio que se siente cuando se tiene gripe o cuando no se puede dormir.

Los cambios de estado de ánimo son otro síntoma común de la fibromialgia, ya que se llega a experimentar tristeza o decaimiento, así como depresión y ansiedad.

Aunque se desconoce la causa de la enfermedad, se cree que se debe a una función anormal del sistema nervioso central, originando una “amplificación” de las señales normales de dolor.