MÉRIDA, Yuc.- Una compilación de estrategias para elevar el nivel de compresión en la lectura es el libro “Modelos para el mejoramiento de la competencia lectora en alumnos de preescolar, primaria y secundaria”, presentado en el marco de la Filey por la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), la Secretaría de Educación del Gobierno de Yucatán (Segey) y el Colegio de Psicólogos del Estado de Yucatán.

El volumen es una recopilación en siete capítulos de distintos proyectos realizados por un grupo de investigadores de la Universidad Autónoma de Yucatán interesados en desarrollar nuevas herramientas para los docentes, las cuales les permitan mejorar el nivel de compresión de la lectura de las nuevas generaciones.

“En un mundo de la comunicación y los mensajes si las nuevas generaciones no comprenden lo que leen no podrán progresar”, aseveró la presidenta del Colegio de Psicólogos del Estado de Yucatán, Yazmín Peralta Govea.

”La comprensión lectora es una lección pendiente para el medio de la educación”

Abundó sobre la importancia de acercar a los niños a la lectura, brindando a los maestros estrategias puntuales, ya que ellos son los agentes que llevan las palabras a los niños y a las distintas experiencias de vida y hacia mundos mágicos, siendo la lectura la herramienta principal.

Añadió que le impactó el nivel estadístico de México de compresión lectora en el país y el darse cuenta los padres no tienen idea cómo hacer que los hijos amen la lectura, ya que si no se lleva de la mano desde pequeño al final solo se tendrán adolescentes que escriben en redes sociales y no tienen precisión en los mensajes.

¿Sabías que existe un diccionario del español yucateco?

“Falta vocabulario, sintaxis y semántica; se debe reflexionar por qué los jóvenes no comprenden; es necesario acercar al niño a la palabra, que no es solo el alfabeto, sino a todos los distintos procesos que componen su desarrollo”, apuntó.

En su intervención, Delio Peniche Novelo, titular de la Secretaría de Educación del Gobierno de Yucatán, habló sobre los diversos módulos que la dependencia aplicó a través de un taller en escuelas de la entidad, donde las tutorías brindadas por los monitores, en los distintos grupos, no tuvieron una gran respuesta de los docentes, pero el resultado finalmente fue positivo.

“La comprensión lectora es una lección pendiente para el medio de la educación”, aseveró.