Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- El juez de control Luis Mugarte decretó como ilegal la detención del veracruzano Gleen A. B. K., principal sospechoso del homicidio de Luis M. C. G. (a) “Chaparrito”, en su domicilio del fraccionamiento Villas de Oriente, en Kanasín.

Lo anterior, porque la Fiscalía General del Estado solicitó que se proceda contra el veracruzano por el delito de narcomenudeo, con la intención de mantenerlo en resguardo en espera de integrar completamente la carpeta de investigación por el crimen, lo que no procedió.

Sin embargo, Mugarte Guerrero accedió a imputarlo e imponerle la medida cautelar de brazalete electrónico, para que no evada la acción de la justicia.

El sujeto fue detenido por elementos de la Policía Estatal de Investigación después de ser descubierto el cuerpo de Luis M. C. G. y se trató de imputarlo por el delito de ataques peligrosos cometidos contra servidores públicos, que no tuvo mucho eco porque dicho ilícito no amerita la medida de prisión preventiva o mínimo brazalete electrónico.

'Venganza' 

De acuerdo con versiones extraoficiales, Gleen A. B. K. habría cometido el crimen desde el 10 de julio pasado, luego de enterarse que el homosexual Luis M. C. G. era portador de VIH y que, sabiéndolo, no lo previno y lo contagió.

En 2010, este mismo juez, estando a cargo del Juzgado Octavo, condenó al veracruzano a un año y seis meses de prisión por el delito de violencia familiar.

Se espera que en el transcurso de los próximos días se emita una orden de aprehensión por parte del juez de control de Kanasín, Santos Alfredo May Tinal, para que este sujeto responda por el delito de homicidio calificado.

Como se recordará, el cuerpo del ahora occiso se encontró el 16 de julio, en avanzado estado de descomposición en su domicilio, El occiso fue estrangulado con un pantalón de mezclilla. Estaba amordazado y atado de pies y manos.