Mérida, Yuc.- El arribo del frente frío número 44, entre la noche del sábado y la mañana del domingo, originará un marcado descenso de la temperatura, además de lluvias y viento fuertes, así como granizo.

De acuerdo con los pronósticos, para el sábado se prevé una temperatura máxima de 38 grados Celsius en Mérida, sin embargo, con la llegada del frente frío, que propiciará evento de norte, este registro bajará hasta los 27 grados, es decir bajará de golpe 11 grados. En cuanto a las mínimas, se espera que el termómetro descenderá de 23 a 19 grados, respectivamente.

Por lo pronto, ayer en Mérida el valor máximo fue de 37.2 grados Celsius a las cuatro de la tarde, y el mínimo, de 24.2 grados, a las siete de la mañana.

Ayer a las 14 horas, la temperatura máxima era de 34 grados Celsius.

Hoy, el ingreso de aire marítimo tropical mantendrá condiciones de cielo despejado a medio nublado con probabilidad para lloviznas en el sur y noreste de Yucatán, sur de Campeche, norte y sur de Quintana Roo.

Las temperaturas se mantendrán cálidas por la mañana y muy calurosas en el transcurso del día, con viento del sureste de 15 a 30 kilómetros por hora y rachas superiores a 55 kph en zonas costeras de Yucatán y Campeche. El frente frío No. 44 se localizará en el noreste del país.

Mañana se prevén condiciones de tiempo estable, con viento del sureste de 15 a 30 kph y rachas de 50 en zonas costeras, así como temperaturas muy calurosas durante la tarde. Sin embargo, el frente frío No. 44 se desplazará rápidamente desde la porción central del Golfo de México hasta la Sonda Campeche en el transcurso de la noche y madrugada del domingo, ocasionando un cambio en la dirección del viento al norte-noroeste con rachas mayores a 55 kph en Yucatán, así como potencial para tormentas fuertes en el occidente y norte del Estado, que se prolongarían hasta la madrugada y mediodía del domingo.

Debido a la fuerza con la que llegará el frente y su encuentro con aire mucho más cálido en nuestra zona, las tormentas eléctricas podrían ser importantes con la posibilidad de generar turbonadas y granizo. En altamar se prevé oleaje de hasta tres metros.