William Sierra/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La entrada de aire marítimo tropical y el establecimiento de una vaguada al sur de la Península de Yucatán, generen condiciones de cielo medio nublado, con probabilidad para lloviznas en la entidad, y manteniéndose el clima caluroso a cálido en los próximos días.

También se prevé que acabaremos el año sin que llegue algún frente frío y poca probabilidad de precipitaciones, como consecuencia de un extenso anticiclón que se establece sobre la región y que seguirá dominando en el transcurso de la semana.

No se descartan algunas lluvias a media semana, pero serían de ligera intensidad y se presentarían de manera aislada.

También te puede interesar: Explota horno eléctrico en establecimiento, en Mérida

La circulación anticiclónica va a bloquear le llegada de frentes fríos mientras se mantenga sobre nuestra geografía, lo que indica que tampoco se espera evento de “Norte” en los próximos días.

De acuerdo con los pronósticos, este día el establecimiento de una vaguada sobre la Península de Yucatán, favorecerá el incremento de nublados vespertinos con probabilidad para lluvias e intervalos de chubascos en el centro y oriente de Yucatán, norte y sur de Quintana Roo, así como lloviznas en el centro y sur de Campeche.

Las temperaturas serán frescas a templadas en la madrugada y cálidas a calurosas durante el día, con viento del noreste de 15 a 25 kph y rachas superiores a 40 kph en zonas costeras. Nuevo frente frío se localizará en el noroeste del Golfo de México sin afectar la zona.

Para mañana, el ingreso de aire marítimo tropical en combinación con una vaguada al sur de la región, favorecerán condiciones de cielo medio nublado y probabilidad para intervalos de chubascos en el sur de Quintana Roo, suroeste de Campeche, así como lloviznas en el centro, oriente y sur de Yucatán. Seguirán las temperaturas templadas en la madrugada y cálidas a calurosas durante el día, con viento dominante del noreste de 15 a 25 kph y rachas superiores a 40 kph en zonas costeras. Frente frío se mantendrá con característica de estacionario en el noroeste del Golfo de México.

En tanto ayer, en Mérida la temperatura más alta fue de 31.3 grados Celsius a las tres de la tarde, mientras que la menor se dio a las seis horas, de 19.3 grados. Una hora después se tuvo la humedad relativa máxima, siendo del 98 por ciento, y la más baja, del 63%, al mediodía. Hubo registro de viento máximo del este sureste de 21 kilómetros por hora a las dos de la tarde.