Israel Cárdenas/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Numerosas unidades de la Alianza de Camioneros de Yucatán estuvieron a punto de quedarse sin combustible la noche del lunes luego de que empresarios gasolineros tomaron la decisión de no abastecerlos ante la deuda que arrastran por más de 5 millones de pesos.

Las unidades permanecieron estacionadas en las inmediaciones de las gasolineras ubicadas en frente de la Unidad Deportiva Kukulcán hasta donde incluso se desplazó el presidente de la Alianza de Camioneros de Yucatán, Xavier Arturo Rodríguez Berzunza, quien finalmente llegó a un acuerdo consistente en una prórroga de pago de tres días.

Se estima que alrededor de 400 unidades de transporte público operado por la ACY pudieron haberse quedado sin combustible y con ello interrumpir el servicio para hoy martes, lo cual impactaría directamente en la población del sur de la ciudad, donde mayoritariamente opera dicha empresa.

“Esta es una situación a nivel nacional, podría decir incluso a nivel mundial. Nosotros ya no tenemos cómo pagar los 19.42 del diésel”, declaró a los medios de comunicación Rodríguez Berzunza anoche.

Hay que recordar que este hecho ocurre a tan solo unos días después de que los concesionarios del servicio de transporte urbano en Mérida solicitaron al Gobierno del Estado la autorización para el incremento de tarifas de 13 y 6 pesos.

Cabe señalar que el director de Transporte estatal, Humberto Hevia Jiménez, se ha negado rotundamente a dar declaraciones.

Asimismo, en este marco, hoy vence el tiempo establecido por Quintal Medina y los concesionarios del transporte público para que la administración estatal fije una postura respecto de la petición en torno a las tarifas.