Óscar Chan/SIPSE

 MÉRIDA, Yuc.- De última hora, el Gobierno del Estado canceló este viernes la reunión programada con los concesionarios del servicio de transporte urbano de Mérida en la que se le daría una postura respecto a la petición del incremento en el subsidio o un alza a las tarifas, de 8 a 13 pesos, y de 3 a seis la social, lo que motivó que los permisionarios trabajaran con sus unidades “como puedan”.

David Quintal Medina, presidente del Consejo de Administración de Micro Expreso Urbano, explicó que el encuentro estaba programado para las 12:00 horas del viernes en las instalaciones del Sistema Integral del Transporte Urbano (Situr), pero minutos antes recibió una llamada para cancelarle la cita hasta nuevo aviso.

En entrevista telefónica, aclaró que el encuentro estaba programado con la secretaria general de Gobierno, Martha Góngora Sánchez, y con las autoridades de la Dirección de Transporte.

“Había una cita al mediodía y la cancelaron. No nos dijeron por qué, pedimos hablar con la Secretaria General de Gobierno; la cita era para el mediodía”, indicó.

Quintal Medina refirió que las autoridades estatales quedaron en avisarles sobre una nueva fecha para la reunión. Dijo que los concesionarios esperarán un tiempo más, pero que sea razonable.

“Vamos a esperar un tiempo, unos tres días, para ya luego tomar medidas, e insistiremos en que nos den una respuesta. Fuimos claros, estamos operando como podemos, habrá rutas que sí den el servicio todo el día, otras que no y otras que darán el servicio a las horas pico”, aseveró.

Dijo desconocer la razón por la cual el Gobierno estatal demora la respuesta a la postura del incremento a las tarifas o subsidio, por lo que adelantó que en los próximos días los concesionarios se reunirán para fijar una postura al respecto. “Entre el sábado (hoy) y el lunes próximo nos reuniremos para definir las medidas que emplearán si la autoridad estatal continúa dándonos largas y sin alguna solución”, subrayó.