MÉRIDA, Yuc.- La agroindustria en Yucatán, que aglutina al sector de las granjas porcícolas, representa inversiones por 27 mil millones de pesos en lo que va de la actual administración estatal, que inició en 2012, informó el Gobierno del Estado.

La administración estatal dio a conocer que el crecimiento que ha tenido Yucatán en los últimos cinco años como valor de actividad de Producto Interno Bruto (PIB) significan que el rumbo que Yucatán ha tomado es el de la atracción de inversión extranjera directa, nacional y local, lo cual ha generado que la economía local crezca al cuatro por ciento del PIB al año.

La Secretaría de Fomento Económico (Sefoe) indicó que “la agroindustria que se impulsa en Yucatán es nacional y local. En el interior del Estado hay derramas positivas, en el sector cervecero, que es agroindustria, basta con ir a Hunucmá para ver cómo ha crecido económicamente ese municipio y las comisarías que están alrededor”.

Detalló que la inversión agroindustrial del sector porcícola se puede observar que en Kinchil, donde operan cuatro granjas de alta genética, que es compatible con el medio ambiente y la calidad del agua no se ha visto afectada.

En Samahil, la industria avícola en pollo y huevo crece de manera exponencial, mientras que Mérida, Tekax y Tizimín reciben inversión agroindustrial.

¿Qué necesitan?

Para que se instale una planta porcícola forzosamente se requiere de un Manifiesto de Impacto Ambiental de la Semarnat y de un manifiesto y factibilidad de inversión de Seduma.

Agroindustria y el turismo van de la mano en Yucatán