MÉRIDA, Yuc.- El director general de Minis 2000, Rafael Canto Rosado, culpó a las autoridades encargadas del transporte en el Estado de la eventual saturación de automóviles de alquiler en la capital yucateca, con el incremento de concesiones de taxis para Mérida.

El empresario consideró que contrario a un servicio que “es más costoso que el transporte público masivo”, lo que se requiere es un reordenamiento vial, que mejore la calidad en la movilidad de los usuarios.

“Desde luego que abrir una convocatoria para otorgar más concesiones de taxis o servicios privados de transporte, lejos de contribuir a un reordenamiento, saturará más la ciudad. Son cientos de miles de automotores particulares que tenemos en la ciudad, pero por otra parte el transporte masivo está en colapso”, afirmó Canto Rosado.

El entrevistado insistió en que el Gobierno del Estado ha dado muestras reiteradas de apoyo al sector transportista, y muchos avances se han dado al calor de este acercamiento, no obstante queda esta asignatura pendiente en el reordenamiento vial.

Llega el visitante dos millones al Aeropuerto de Mérida

Como informamos este miércoles, sin previo estudio de la oferta y demanda del servicio, a los tres mil taxis que operan en la capital yucateca se sumarán en breve al menos otros 800, gracias a una convocatoria que emitió la Dirección de Transporte.

A esos casi 4 mil taxis se le deben sumar otros 2 mil 550 autos de alquiler que operan bajo la figura de plataformas digitales, con lo cual en Mérida hay más taxis que autobuses del transporte urbano.