Mérida, Yuc.- Al igual que esos caballos de hierro del montículo de antaño, así estuvo Yoanner Negrín a lo largo de ocho entradas completas, algo que ya no se estila mucho hoy en día, y teniendo de su lado el poder de Humberto Sosa que desforró la pelota con uno a bordo, los Leones de Yucatán volvieron a apuntarse otra sufrida victoria, ahora ante los Tecolotes de los Dos Laredos, 3-2, al abrirse la serie, que por lo mostrado anoche seguramente nos deparará muchas más emociones.

El serpentinero cubano tuvo un desempeño de menos a más, dejó en claro que es uno de los mejores brazos del circuito. Aguantó el vendaval cuando las aves nocturnas trataron de escaparse para enfilarse a su segundo éxito sin revés.

Para Sosa el jonrón de seguro tendrá dedicatoria, pues justo el sábado anterior nació su hija, además de que el bambinazo hará feliz a otro niño con el programa “Quiero ver con los Leones”.

El “Pepón” Juárez estuvo muy activo barriéndose por las almohadillas.

El que siguió jugando filigrana a la defensiva fue el antesalista Alberto Callaspo y en pasajes claves, cuando más se le necesita su guante. De hecho, su engarce ante un trueno de Alán Espinoza acabó en salvadora doble matanza, en la cuarta cuando los emplumados amenazaban con alzar el vuelo.

Negrín tuvo un arranque titubeante, incluso en el mismo primer episodio le pisaron el pentágono en par de ocasiones y de qué manera siendo sacudido con par de tablazos consecutivos que cerca estuvieron de ser de cuatro bases.

Humberto Sosa conecta cuadrangular.

Ambos se estrellaron en la barda de Anderson Hernández y Carlos Muñoz, buenos para remolcar sendos registros.

La del cubano fue una labor efectiva, dominando a sus adversarios, aunque llamando de manera poderosa la atención al irse sin ponches, cuando antes se cansaba de servir chocolates. En ocho entradas completas, Negrín admitió seis imparables y transfirió a uno.

Eso sí, Negrín salvo su titubeante comienzo, la única otra vez en que los Tecolotes pusieron corredor en posición de anotar salió bien. Atento, enfrió en la antesala a Enrique Osorio cuando lo trataron de avanzar con toque de sacrificio, en la sexta.

En la cuarta entrada los selváticos le dieron la vuelta a la pizarra.

El derrotado Alexis Candelario (0-2) fue un digno oponente de Negrín. El dominicano en cinco entradas tuvo únicamente par de parpadeos, pero suficientes para ser letales. Primero, en la tercera cuando las fieras se acercaron en la pizarra con indiscutible productor de Luis Felipe Juárez y en la cuarta con el bambinazo de Humberto Sosa encontrando a bordo a Art Charles.

Para darle la pincelada de emoción, los fronterizos amenazaron con igualar, al llegar a poner corredor en posición de anotar, pero Juan Manuel López, en sustitución de Oscar Félix, quien enfrentó a un bateador y le dio de jit, se fajó los bombachos para colgar la argolla para apuntarse su primer rescate.