MÉRIDA, Yuc.- Yucatán está perdiendo sus recursos naturales por los desarrollos indiscriminados que se están realizando en estos momentos, dijo Olimpia Castillo Blanco, integrante de la Organización Comunicación y Educación Ambiental, S.C.

“Al proceder del centro del país, Yucatán siempre es considerado un Estado maravilloso del sur que todos anhelan conocer porque se escuchan cosas buenas, pero al llegar a la capital nos fijamos cuántas plazas comerciales y edificios están construyendo, que están acabando con el ecosistema original, por lo que se deben preguntar ¿de verdad lo necesitan?”, subrayó.

Según la especialista en temas ambientales a esa situación que prevalece en la actualidad se le denomina, de manera equivocada, “progreso y desarrollo”, porque se está creando la percepción de que la vegetación nativa y por ende la fauna son innecesarios, “no dudo que mucha gente diga que se sienten beneficiadas porque quitaron esa maleza que no daba un buen aspecto”.

Pero precisó que mucha de la flora que tiene Mérida no son grandes árboles, como otros estados que cuentan con bosques y les hace tener bonitos paisajes. Sin embargo, es necesaria para el hábitat de varias especies que conforman un ecosistema que muchas veces evita plagas, pero “vemos que esto ya no le importa a la sociedad en general”.

Otro de los temas más importantes para el Estado es la conservación de la calidad del agua, problema generalizado en todo el país, ya que no se tiene un manejo adecuado y eficaz del vital líquido.

“Si las próximas administraciones de gobierno no toman de manera seria este problema, se correrá el riesgo que en pocos años haya comunidades enteras que no cuenten con este servicio o que esté catalogada como de mala calidad”, indicó.