Lizbeth Ábrego/SIPSE

MÉRIDA, Yucatán.- Como un aire fresco de esperanza, decenas de familiares de pacientes internados en el Hospital O'Horán reciben de parte de un grupo de jóvenes entusiastas comida caliente, aguas frescas y hasta un postre, que por un momento les hace olvidar de la dura situación que viven.

La agrupación "Compartir" celebró su quinto aniversario como colectivo organizado que cada martes lleva, de manera gratuita, la cena a personas de escasos recursos, que muchas veces llevan horas o hasta días sentados en las afueras del sanatorio, en espera de noticias de sus enfermos.

Laura Ottaviani, responsable de este grupo, nos contó que la agrupación comenzó hace 5 años con un grupo de chavos con gran entusiasmo por ayudar a la gente que pasa por momentos difíciles con familiares enfermos.

Conscientes del duro golpe económico y emocional que sufren, los jóvenes no solo reparten comida sino que también brindan compañía y asesoría, en donde su misión también es escuchar y brindar información necesaria a estas personas, que en su mayoría son provenientes del interior del estado.

Los voluntarios canalizan las necesidades de estas personas a otras asociaciones o profesionales, ya que sino tienen donde dormir se les indica dónde están los albergues, si necesitan la segunda opinión de algún médico, se les indica con qué profesional altruista acudir, etcétera.

Sumar esfuerzos

La joven Ottaviani hizo una atenta invitación para que más personas se integren a esta obra altruista y recalcó que el grupo "Compartir" no es una asociación civil, no tiene afiliación religión ni política, ya que lo importante es ayudar al necesitado.

 Para más informes, el grupo "Compartir" se reúne todos los martes de 21:00 a 22:30 horas en la explanada principal del Hospital O'Horán.