Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Horas antes de celebrar el 10 de mayo, Isidro S.D, de 30 años de edad, decepcionado de la vida tomó la decisión de suicidarse al interior de su hogar, en Peto, Yucatán, sin embargo el arrepentimiento llegó al sentir que no podía respirar.

Los hechos ocurrieron en la calle 27 de la colonia José María Morelos, en Peto, Yucatán, zona donde, en un lote baldío aledaño a su hogar.

También te puede interesar: Adolescente de 17 años es acusado de matar a joven de 24 años

Isidro planeó quitarse la vida ahorcándose, pero al sentir que la tela ya no le permitía respirar, se arrepintió, y buscó ayuda con los vecinos para que le ayudaran a quitarse la tela del cuello.

El hombre comenzó a tocar puertas pero por miedo a ser asaltados y a que la situación era “bastante extraña”, muchas de las familias decidieron no abrir sus puertas, generando mayor desesperación en Isidro al no tener respuesta de los vecinos, pese al llamado.

Después de unos minutos uno de ellos atendió al llamado de su puerta y logró retirar la tela de su cuello, salvándole la vida a quién horas antes planeó su suicidio.

Empresas de seguridad falsificaban certificados de empleados

La Secretaria de Seguridad Pública (SSP) interpuso ayer denuncias ante la Fiscalía General del Estado en contra de dos empresas de seguridad privada, por falsificar los certificados médicos de sus empleados.

La SSP emitió una amonestación a otro negocio de ese giro por incumplir con el registro de sus empleados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (MSS). Al ingresar a empresas de seguridad privada, Seguridad Pública les concede un mes de plazo para inscribirlos ante la institución.

En Yucatán funcionan 107 empresas de ese giro con aproximadamente dos mil 600 elementos. Todas tienen la obligación de revalidar y refrendar su permiso en los plazos señalados por la ley.