SIPSE

TIZIMÍN, Yuc.- José E. C. T., de 50 años de edad, se llevó tremenda sorpresa al encontrar sin vida a su tío en el interior de un pozo, en el rancho en donde vivía, por lo que de inmediato acudió a la Policía Municipal de Tizimín para informar lo que había ocurrido.

De los datos obtenidos, se sabe que José E. C. T. salió poco después de las 6 de la tarde a buscar unos ganados que le hacían falta y al ingresar al rancho donde vivía su tío y no encontrar a éste, se fue al pozo y al inclinarse para ver el fondo, se percató del cuerpo de una persona flotando.

El hallazgo ocurrió en el rancho “Pedregales”, ubicado a 5 kilómetros de Yohactún, rumbo a Dzonot Carretero, hasta donde llegaron elementos de las Policías Municipal, Estatal y de la Fiscalía General del Estado para tomar conocimiento y proceder al levantamiento del cadáver del infortunado trabajador.

En otro hecho, un grupo de trabajadores halló sin vida a un compañero, en un rancho de Dzidzantún.

Desde muy temprana hora varios obreros provenientes del poblado vecino de Suma de Hidalgo, arribaron a un rancho ubicado a 300 metros de la carretera estatal que une Dzidzantún con la comisaría porteña de Santa Clara, con el fin de limpiar varias hectáreas de terreno de un rancho.

Sin embargo, alrededor del mediodía, los jornaleros, tras terminar su labor, empezaron a caminar para reunirse y retirarse del rancho, pero en su trayecto observaron a uno de sus amigos tirado entre la maleza y sin signos de estar vivo. De inmediato dieron parte a sus jefes y éstos a las autoridades.

El fallecido fue identificado como Guadalupe T. A., de 76 años y de Suma de Hidalgo. Murió de un infarto.