Mérida, Yuc.- En los últimos años, ante el incremento del uso de las redes sociales, en donde se puede encontrar todo tipo de información, también se ha observado un fenómeno: el aumento en el número de casos de hipocondría, que es la preocupación y el miedo a padecer, o la convicción de tener, una enfermedad grave.

“El hecho de que cualquiera puede publicar información en internet y de que existen pocos sitios de absoluta veracidad en temas de salud, han sido los principales factores para provocar que muchas personas crean de manera errónea que padecen una enfermedad y se automediquen”, destacó el psiquiatra Adrián Novelo del Valle.

Agregó que esta no es una enfermedad nueva, pero que sí se ha incrementado en los últimos años.

“La hipocondría es una enfermedad de la que se tiene conocimiento desde hace muchos años, pero ha sido en los últimos tiempos cuando se ha observado un incremento considerable de personas con este padecimiento y el principal culpable ha sido el Internet, en particular las redes sociales, que se han convertido en un medio de desinformación”, explicó.

El psicoterapeuta de la Clínica Psiquiatría Integral de la Torre Cénit Altabrisa advirtió que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), 2 de cada 10 personas con trastorno de ansiedad por enfermedad (hipocondría) deciden automedicarse con base en las búsquedas que realizan en internet, lo que puede generar graves consecuencias en su salud.

Expuso que la hipocondría es un trastorno muy difícil de detectar y pueden transcurrir en promedio hasta siete años para que un hipocondríaco pueda ser diagnosticado, ya que muchas de estas personas prefieren quedarse con una duda, que les llena de angustia y ansiedad, a enfrentar la posibilidad de que les digan que están realmente enfermos.