SIPSE
DZITÁS.- Jonathan D. L. H., de 38 años de edad, fue ejecutado a las puertas de su casa, ubicada sobre la calle 38 por 41 de la población de Dzitás, por unos sujetos que le dispararon desde un automóvil color gris.

Tras los dos tiros, uno en la frente y otro a un costado de su pecho a la altura del corazón, Jonathan D. L. H. murió instantáneamente ante la presencia de su esposa, quien se acercó a verlo.

Los atacantes emprendieron la huida sin que ninguna autoridad policiaca pueda ubicarlos. Agentes estatales “peinaron” la zona donde huyeron los sicarios, pero estos se esfumaron.

El hoy occiso era originario de Oaxaca y se desempeñaba como taxista de manera eventual, ya que laboraba también en centros nocturnos, pero tenía unos meses de haber llegado a vivir a esta comunidad.

El sábado pasado, Jonathan había salido a comprar con su esposa y al retornar a su domicilio, ella bajó con las compras y él fue el que metió el carro (taxi), al garaje, pero al descender ya lo estaban esperando y le dispararon dos veces, segándole la vida, y tras ello, los “sicarios” emprendieron la huida con rumbo desconocido.

Cuando su esposa se percató de lo ocurrido, corrió para reanimarlo, pero se percató de que ya había fallecido.

Arribaron al lugar policías estatales y municipales para tomar datos del incidente.
Su cuñado, de nombre Norberto, fue quien reconoció el cuerpo y proporcionó datos.

Se dijo que en el poblado ostentaba una casa lujosa que en poco tiempo construyó. Hasta el momento no se tiene información sobre el motivo de su ejecución.

¡No olvides tu impermeable! Lluvias no dejas la Península