Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Joaquín M.B se salvó de morir la mañana de este lunes, tras mover un andén con 10 paños de vidrio, éstos se soltaron de su arnés y le cayeron encima, dejándole heridas cortantes a la cara y brazos, así como fractura en la pierna izquierda.

De acuerdo con información preliminar, los hechos sucedieron poco después de las 11 de la mañana, cuando ese individuo trabajaba en la empresa Vidrios y Ventanas Prefabricados, ubicada en el periférico de Mérida.

Joaquín, de 28 años, movía un Stand rodante con 10 paños de vidrio –cada uno de tres por dos metros- pero en determinado momento, el arnés que los sujetaba se soltó.

También te puede interesar: ¡Atención! Tirar medicinas a la basura provoca enorme daño ambiental

Esto provocó que el trabajador fuera aplastado por los 10 paños de vidrio, y a pesar de que otros empleados lo rescataron de entre los “escombros”, mientras que otros solicitaron los  servicios de emergencia, el hombre resultó gravemente lesionado.

Al lugar llegó una ambulancia de la Secretaría de Seguridad Pública cuyos paramédicos aplicaron los primeros auxilios al trabajador, y determinaron que era inmediato su traslado al hospital T-1 del Instituto Mexicano del Seguro Social, por heridas cortantes en cara y ambos brazos, así como fractura de la pierna izquierda.