Milenio Novedades

Mérida, Yuc.- Narciso T. U., de 35 años de edad y quien estaba postrado en silla de ruedas por una enfermedad, decidió acabar con su existencia por la vía del ahorcamiento en la comunidad de San Manuel, a 11 kilómetros de la cabecera de Tizimín.

Según se supo, el ahora occiso llegó a su casa alrededor de las 7 de la noche y se encontraba bajo los efectos del alcohol, minutos después, su padre Narciso T. D. dejó de verlo y permaneció en la puerta de su casa pensando que su hijo se fue a dormir.

Sin embargo, al ingresar al espacio donde dormía, encontró a su hijo colgado de una soga que amarró en un travesaño y en su garganta, para quitarse la vida.

De inmediato dio parte al municipio, que enseguida inició las diligencias para enterar a las autoridades policiales.