Agencias

CIUDAD DE MÉXICO.- El hemisferio norte da hoy la bienvenida oficial al invierno. Este 21 de diciembre tiene lugar el solsticio de invierno, que coincide con el momento astronómico en que empieza la nueva estación. Aunque en realidad el solsticio de invierno dura solo un instante, y este año se produjo a las 10 horas y 28 minutos, que es cuando comienza oficialmente el invierno, lo que también nos trae la noche más larga del año y el día con menos horas de luz. 

En el solsticio de invierno el Sol se sitúa en el punto más alejado del ecuador del planeta y el día y la noche alcanzan su máxima diferencia de duración. A partir hoy, las noches se irán acortando y, poco a poco, aumentarán las horas de luz.

Durante esta estación, el cielo matutino estará dominado por Marte, Júpiter y Saturno, mientras que el vespertino lo hará por Urano, al que se unirá Venus a mediados de febrero.

El máximo acercamiento este invierno se producirá el próximo día 3 de enero, y la distancia entre el planeta y el astro rey se situará en algo más de 147 millones de kilómetros, unos cinco millones de kilómetros menos que en el momento de afelio o de mayor distancia, que será el 6 de julio del año que viene.

Se suele pensar que en el solsticio de invierno —el día más corto del año— es también en el que el Sol sale más tarde y se pone más pronto. Pero esto no es así, y la razón es porque la órbita de la Tierra alrededor del Sol es elíptica y el eje de la Tierra está inclinado en una dirección que nada tiene que ver con el eje de dicha elipse.

La noche más larga 

Ésta será la noche más larga del año, con una duración superior a 13 horas, y al mismo tiempo, los yucatecos apreciarán la luna en su fase de creciente, así como a los planetas Venus, Marte y Júpiter.

(Con información de El País