Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- Amplio operativo desplegó la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) en la carretera Progreso-Mérida para combatir un incendio en un ducto clandestino de PEMEX, detener a presuntos responsables, atender a lesionados y asegurar el perímetro para evitar accidentes.

 El titular de la SSP, Comandante Luis Felipe Saidén Ojeda, entrevistado en el lugar de los hechos, señaló que un individuo que presumiblemente participaba en el robo de combustible, resultó con quemaduras graves en el 85 por ciento del cuerpo y fue trasladado al hospital por una ambulancia de la corporación.

Agregó que un individuo más, posiblemente implicado en el suceso, fue detenido por la Policía Estatal. Poco después se detuvo a otros dos sujetos y se continúan las investigaciones para el esclarecimiento de los hechos.

Un vehículo utilizado por los presuntos ladrones de combustible, resultó afectado por el fuego.

Los bomberos lograron el control del fuego en tanto que elementos de la SSP cerraron momentáneamente el paso vehicular en la carretera a la altura del kilómetro 24, para prevenir accidentes y permitir el trabajo de los vehículos de emergencia.

Al lugar también llegó personal del Ejército Mexicano y de PEMEX, a fin de asegurar la zona e iniciar el peritaje para determinar las causas del siniestro.