Mérida, Yuc.- Aunque el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán (Iepac) tiene un déficit de 50 millones de pesos en el presupuesto a ejercer este año, su consejera presidenta María del Lourdes Rosas Moya, asegura que el proceso electoral no está en riesgo. Sin embargo, advirtió que dejarán fuera diversos programas, incluso de educación cívica.

Tuvieron ayer una sesión de trabajo que duró cerca de 50 minutos, por la intervención de algunos consejeros electorales y representantes de partidos por dos de los nueve puntos del orden del día.

El Iepac aprobó y solicitó un presupuesto para este año de al menos 373 millones de pesos como recurso mínimo para ejercer y cubrir los gastos de organización y contratación de servicios de la jornada electoral, pero al entregarlo al Ejecutivo para el Proyecto de Egresos de este año, se los recortaron a 303 millones de pesos, lo que validó el Congreso Estatal, aunque los consejeros expusieron que era insuficiente.

Después de varias semanas de negociaciones, finalmente el gobierno estatal aprobó darles un extra de 20 millones de pesos pero en dos partidas, una este mes y otra en abril, “por lo que el Instituto tendrá que gestionar más recursos”, señaló en entrevista su presidenta.

Durante la sesión el secretario técnico, Hidalgo Victoria Maldonado, expuso que ese organismo, autónomo, luego de revisar las cuentas y hacer ajustes limitando los gastos a lo necesario y dejando fuera al menos tres programas, acordó que el presupuesto mínimo que necesita para este año es de poco más de 347 millones de pesos. Por lo que los 333 millones a los cuales llegan con el “extra” que les autorizaron y el remanente de 10 millones 473 mil que tenían de 2017, es aún inferior a esa cantidad, con la que esperan llegar a septiembre y poder al menos negociar con las nuevas autoridades.