Mérida, Yuc.- En el parque principal del municipio de Homún se ubica la parroquia dedicada a San Buenaventura, la arquitectura del inmueble data del siglo XVII, pues aunque tiene detalles de años más recientes en su fachada, como sus torres, este templo católico es uno de los casi 40 conventos que se erigieron en la entidad.

Algunas investigaciones señalan que parte del inmueble, cuyo patrono se festeja del 6 al 14 de julio, data de 1561 aproximadamente y la iglesia del siglo XVII consta de atrio, parroquia, sacristía, ex convento, tuvo un cementerio y huerta.

Al observar el inmueble sus tres torres frontales destacan por el acabado y arquitectura sencilla pero atractiva, son redondas, de tres niveles. A lo largo del tiempo ha sido pintada de diversos colores. Sin embrago, luego de los últimos trabajos de restauración que se hicieron entre 2010 y 2012 ha adoptado un tono rojo ocre, con detalles blancos en algunos remates.

Tiene una escalera de acceso hecha con piedras, está en buen estado de conservación y el atrio está delimitado en su parte frontal por una reja de herrería sencilla. En su interior cuenta con una pila bautismal con su propia base de piedra.

Es una iglesia amplia, incluso sus entradas laterales son lo suficientemente grandes para permitir no sólo el acceso y salida cómoda de sus feligreses, sino también la entrada por las mañanas de la luz natural y la circulación del aire en su interior.

Su altar destaca por la pintura en la pared en la cual está representada la Santísima Trinidad, dibujada sobre un templo con columnas en medio de la cual queda “envuelta” una imagen de Cristo crucificado, a los lados hay dos ángeles en posición de oración.

En el interior de la iglesia, sobre una de las puertas, es posible observar otra pintura en la pared en la que destaca un hombre caminando en la calle y a su espalda una especie de templo, tiene un marco semicircular “sostenido” por dos columnas.

La puerta principal tiene un marco de piedra con diversas ornamentaciones, sobre ella hay una pequeña puerta del coro que en sus costados inferiores tiene dos adornos rectangulares que aún se conservan en buen Estado.

Los registros históricos indican que además en esta comunidad hay una capilla dedicada a Santiago Apostol.