MÉRIDA, Yuc.- Derivado de embargos a empresas incumplidas con el pago de impuestos federales, el Gobierno del Estado recuperó hasta este noviembre, 1.5 millones de pesos tras proceder al remate de bienes confiscados.

Carlos Pasos Novelo, titular de la Agencia de Administración Fiscal (AAFY), dijo este martes que “este año 2017 se han realizado 43 remates de bienes embargados, éstos por lo general son inmuebles, vehículos, escritorios, computadoras, aires acondicionados, equipos de cómputo, archiveros, entre otros. Estos remates se realizan una vez que se determina que estos bienes han pasado a ser propiedad del Estado. La adjudicación se hace en subasta y el total de lo que se ha rescatado por estos remates ha sido de un millón 591 mil 400 pesos hasta la fecha”.

Aunque no precisó cuántos embargos han realizado este año ni cuál es el monto que adeudaban las empresas con presencia en esta entidad, Carlos Pasos manifestó que “son de varias empresas que no han pagado, que no han terminado de cubrir sus créditos fiscales, una vez que se le finca el crédito fiscal se les solicita el pago, se les hace un requerimiento. Al no realizar el pago correspondiente entonces se hace el remate de bienes, en otras ocasiones lo que se hace es embargar cuentas bancarias a través de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, hasta que se haga el pago del impuesto”, explicó.

Agregó que los remates provienen en su mayoría de impuestos federales, a través del convenio de colaboración con el Sistema de Administración Tributaria (SAT), ésta última les canaliza créditos fiscales para que cobren, el 75 por ciento del monto de los cobros son a favor del Estado, por lo cual, dijo Carlos Pasos, incrementa el ingreso estatal en la Agencia de Administración Fiscal.

“La mayoría de las veces los bienes que se rematan y lo que se recauda de estos remates no da totalmente para cubrir los créditos fiscales”, concluyó.