Mérida, Yuc.- A casi ocho meses de que el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) empezó a distribuir uno de los nuevos medicamentos contra la hepatitis C, un total de 138 derechohabientes se han curados y más de 650 están en el proceso de comprobar que también lograron erradicar el virus de su organismo.

En Yucatán, la delegación del IMSS no tiene disponible por el momento la información al respecto de pacientes que han accedido al tratamiento y los que se han curado a partir de la inclusión de estos fármacos. En 2017 se detectaron en Yucatán 42 casos nuevos y en 2016 fueron 29 los enfermos diagnosticados. Este año, la Secretaría de Salud todavía no tiene registro de nuevos casos.

Lucía Brown Villalba, directora de proyectos de la Fundación Mexicana para la Salud Hepática (FundHepa), dijo que la decisión del IMSS de incorporar a su cuadro básico los medicamentos para el tratamiento de la hepatitis C “es un gran paso, porque ahora más pacientes tendrán acceso al tratamiento, por medio de medicamentos de última generación, ya tiene cura”, apuntó.

Destacó que estos nuevos fármacos, con un uso promedio de doce semanas, curan la enfermedad en prácticamente el 100 por ciento de los casos.

El medicamento con el que actualmente cuenta el IMSS ataca al genotipo 1, presente en 75 por ciento de los casos de hepatitis C.

A finales de febrero se presentarán los resultados de la primera fase del programa piloto, en la que se incluyó a mil 200 derechohabientes con diagnóstico de hepatitis C.

En esta etapa se dio prioridad a los casos urgentes, con más avance del padecimiento y a los que cumplieron con los criterios clínicos determinados por los especialistas del IMSS.