Óscar Chan/SIPSE

Mérida, Yuc.- Los migrantes yucatecos se enfrentan a diversos problemas al migrar a Estados Unidos, donde incluso se ven violados sus derechos humanos, por lo que es necesario sensibilizarse sobre esta situación, señalaron investigadores del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

Al presentarse ayer la “Guía del migrante yucateco y su familia. Salud emocional y derechos”, el Dr. Pedro Ernesto Lewin Fischer, investigador del Centro INAH Yucatán, dijo que “la guía recorre el camino que transitan los migrantes, desde la perspectiva emocional al momento que deciden salir, lo que pasa con la familia, ya que en ocasiones no dialogan con sus esposas y eso, de acuerdo con los testimonios, genera vacíos y culpas de parte de quienes emigran o de los familiares que se quedan”.

Recordó que tras sus investigaciones se detectaron dos problemas: la falta de información sobre derechos y obligaciones que los migrantes y sus familias deben conocer sobre este fenómeno, y el estrés, la angustia e incertidumbre que esta situación genera, y que se traduce en un problema emocional severo, que ha sido poco explorado en México, y casi no se ha atendido.

Por ello, el material está estructurado en cuatro partes: Las que se quedan, Los que se van, A quién acudir y un directorio.

Lewin Fischer puntualizó que en Yucatán el éxodo es relativamente reciente, se intensificó a partir de los años 90 del siglo pasado, en contraste con estados como Jalisco, Guanajuato, Michoacán.

“La expulsión de personas (en Yucatán) está focalizada en 10 municipios, entre ellos Cenotillo (el cual tiene más población en EU que en México), Tunkás, Oxkutzcab, Muna, Peto, Santa Elena y Tekax”, acotó el investigador.