MÉRIDA, Yuc.- El principal obstáculo para que se lleven a cabo trabajos de rescate y restauración de edificios históricos, primordialmente de la ciudad, es que los dueños no otorgan el permiso correspondiente ni están interesados en recuperar la imagen original de los predios, aseguró Límber Herrera Balam, presidente de la Asociación Yucateca de Especialistas en Restauración y Conservación del Patrimonio Edificado, A.C. (Ayerac).

“En cuanto a la destrucción de los edificios históricos y artísticos de la ciudad de Mérida existen muchos problemas y depredadores, el principal es el ser humano, además del ruido, la contaminación, el uso de los automotores que generan partículas que se adhieren a los predios; a veces no nos damos cuenta pero al paso del tiempo vemos una pared húmeda o sucia y los limpiamos con químicos que no deben utilizarse”, comentó.

Cabe recordar que en días pasados, comenzaron los trabajos de mantenimiento de la fachada del Edificio Central de la Uady, el cual forma parte de las medidas emprendidas durante la actual administración del programa permanente de Rescate de Fachadas del Centro Histórico, que busca la recuperación y conservación del patrimonio cultural y el mejoramiento de la calidad arquitectónica de la zona. Destacó que el Edificio Central de la Uady es considerado uno de los cinco monumentos históricos contemplados en la primera etapa de los trabajos de mantenimiento de fachadas.

Herrera Balam mencionó que existen varios problemas con los predios históricos, debido a que si los propietarios quieren venderlo para que se use como negocio de cualquier giro, el centro INAH Yucatán establece criterios de uso de suelo que complican los trámites, por lo que al final, prefieren dejar que se deteriore o en su defecto se derrumben.

En la actualidad, dijo que debido a que los ciudadanos yucatecos no tienen el poder adquisitivo para comprar dichos edificios, éstos terminan como propiedades de ciudadanos extranjeros o canadienses, quienes no solo los restauran y rescatan, sino también los viven.