Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Una amplia movilización de bomberos y policías se dio en las primeras horas de la tarde de ayer, a causa del incendio de una farmacia en Chuburná, que inició por un corto circuito en un ventilador.

Poco después del mediodía, los empleados de la farmacia Santa Ana, ubicada en la calle 27 entre 20 y 22 de Chuburná, se percataron de que salía una densa humareda de la parte posterior de establecimiento, por lo que fueron a investigar y se dieron cuenta de que se incendiaba un ventilador y un equipo de cómputo de escritorio.

Siguiendo los protocolos de protección civil, los trabajadores avisaron de lo sucedido al número de emergencias 911 y luego salieron del local.

También te puede interesar: Denuncian cobro de cuotas en escuelas de Yucatán

En minutos llegaron unidades de bomberos y policías de la Secretaría de Seguridad Pública para atender la emergencia.

Los bomberos combatieron el incendio durante cerca de media hora, hasta sofocarlo y enfriar el área siniestrada.

Mientras tanto, los policías cerraron el paso de vehículos y personas en ese tramo, para evitar que pudiera ocurrir un accidente de mayores consecuencias.

En la primera revisión del lugar, los bomberos consideraron que el origen del incendio fue un cortocircuito provocado por el sobrecalentamiento de la instalación eléctrica, tras las altas temperaturas que prevalecen en la ciudad.