Mérida, Yuc.- Los casos de infecciones de las vías urinarias en Yucatán terminaron con un incremento de poco más del 7 por ciento con respecto a 2016, suman 82 mil 981 hasta el 9 de diciembre pasado.

De este total, el 75 por ciento, es decir 62 mil 756 casos, corresponde a mujeres. En la última semana epidemiológica reportada (número 49), se agregaron mil 432 enfermos nuevos.

En 2016 en la misma fecha se contabilizaban 77 mil 426 casos.

De acuerdo con especialistas, la ingesta de 1.5 litros (alrededor de seis vasos) de agua al día en mujeres en edad productiva –las más propensas a infecciones de vías urinarias bajas–, puede reducir a la mitad el número de infecciones recurrentes que padecen.

Estudios realizados recientemente por la Escuela de Medicina de la Universidad de Miami revelaron que es probable que el número de infecciones disminuya porque una descarga frecuente significa que las bacterias no tienen tiempo para adherirse a las paredes de la vejiga y así su concentración disminuyó. Aunque sólo se evaluó el agua, otros líquidos posiblemente tendrían el mismo resultado. Sin embargo, el agua tiene la ventaja de que no añade costo o calorías.

Los síntomas de las infecciones urinarias son: dolor o ardor al orinar, fiebre, cansancio o temblores, urgencia frecuente de orinar, presión en la región inferior del abdomen, orina con mal olor o con apariencia turbia o rojiza y con menor frecuencia, náusea o dolor de espalda.

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) dice que en promedio siete de cada 10 yucatecas han pasado por un cuadro infeccioso en las vías urinarias. Aunque este mal puede aparecer a cualquier edad, en hombres y mujeres, por la anatomía femenina, son ellas quienes las padecen con más frecuencia.