Katia Leyva/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- A una semana de que inicie la Cuaresma, los precios de los pescados y mariscos en los mercados de la ciudad se dispararon, sobre todo los que están en veda, como el mero y el pulpo, que subieron hasta 45 por ciento.

En el caso del mero, hasta el lunes pasado se cotizaba en 90 pesos pero este miércoles se vendió hasta en 130 pesos el kilo en centros de abasto de la ciudad.

Mediante un recorrido se constató que el kilo de camarón chico, sin cabeza, que la semana pasada costaba 199 pesos, este miércoles se ofrecía en 250 pesos.

Por el contrario, el camarón grande subió de 320 a 412 pesos. Otros productos, como la mojarra y la jaiba permanecieron sin cambios, en 50 y 80 pesos, respectivamente. En el caso de los supermercados, los productos del mar se venden entre 20 y 50 pesos más caros que en los mercados.

Comerciantes del Lucas de Gálvez señalaron que debido a la temporada de veda, como de mero y pulpo, registran fuertes incrementos, porque únicamente cuentan con las piezas que tienen en sus neveras.

Sin embargo, el ajuste en los precios de los productos del mar se vio mayormente reflejado en el sector restaurantero, donde el mero frito se vendió en 180 pesos, debido a la escasez de la especie.

Exigen aumento al precio del pasaje: Adultos a $13 y estudiantes a $6

Delia Correa Fernández, quien atiende uno de los restaurantes donde se ofrecen tacos y cocteles de mariscos, destacó que este tipo de incrementos repercuten en los precios de los platillos.

“No nos podemos dar el lujo de dejar los precios como están porque no nos resulta”, dijo.