MÉRIDA, Yuc.- En Yucatán, entre 2008 y 2016, el consumo de mariguana tuvo un crecimiento significativo al pasar de 3.8 a 10 por ciento, de acuerdo con Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017.

Esta droga es consumida en su mayoría por los hombres entre 18 y 34 años de edad.

La Conadic advierte que una de las causas del incremento en el uso de este enervante es que cuatro de cada diez yucatecos no la considera peligrosa en comparación con otras drogas, como los inhalantes o la cocaína, a las que seis de cada diez considera más dañinas.

Otra de las causas de la expansión en el uso de la mariguana en Yucatán es la tolerancia a su consumo en los círculos de los amigos de los consumidores y de los consumidores potenciales, tanto en hombres como en mujeres.

Sin embargo, esto no ocurre así en las familias y en otros ámbitos sociales, donde persiste la intolerancia hacia ese consumo.

La Encuesta Nacional de Consumo de Drogas, Alcohol y Tabaco 2016-2017 también reveló que la droga legal que más induce al consumo de la mariguana es el tabaco, ya que el 11.9 por ciento de las personas que empezaron a fumar cigarrillos entre los 18 y 25 años, pasaron luego al cannabis y sólo el 4.8 por ciento a la cocaína.

Los resultados de la encuesta, explica la Conadic en su informe, indican que el consumo de drogas en Yucatán y en México, aunque todavía es bajo en comparación con otros países, experimenta un crecimiento sostenido en el número de adictos, como se observa en el aumento del consumo de drogas ilegales en general en el último año.

Consecuencias

De acuerdo con estudios recientes realizados por científicos estadunidenses, las personas que fuman mariguana tienen tres veces más riesgo de morir a causa de hipertensión, o presión arterial alta, que quienes nunca han consumido la droga.

Los investigadores señalan que la mariguana estimula el sistema nervioso simpático, lo que lleva al aumento de la frecuencia cardíaca, la presión arterial y la demanda de oxígeno.