Ana Hernández
MÉRIDA, Yuc.- De acuerdo al último reporte preliminar que maneja el Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Yucatán (Iepac), de los 24 aspirantes a una candidatura común, al menos ocho de ellos -una aspirante a contender por la gubernatura, otro por una diputación local y seis por una alcaldía- tienen más apoyos encontrados en la Lista Nominal que firmas de apoyo mínimas para validar candidaturas.

Esto significa que 14 “se quedaron en el camino”, algunos de ellos muy lejos de la meta de apoyos mínimos que por ley debían reunir, otros no tan lejos; sin embargo, aún falta que el Instituto Nacional Electoral (INE) determine cuántas de las firmas que tienen en la mesa de control son consideradas válidas para emitir el resultado final de las firmas que les darán la oportunidad de aprobar esta etapa del proceso a los independientes.

Aunque en los últimos días algunos aspirantes han señalado que consiguieron las firmas válidas que necesitaban para obtener su registro, esto aún no es real, pues el INE no ha emitido ese reporte debido a que la Mesa de Control aún sigue revisando y determinando si los datos capturados con la aplicación, en la mayoría de los casos, son verdaderos, si no están duplicados, alterados, son del municipio o las dispersiones territoriales que corresponden.

Como se ha señalado a nivel nacional, el INE denunció que las firmas de apoyo otorgadas a los aspirantes por la vía independiente habían sido falsificadas, porque se capturaron datos de identificaciones que no eran ni IFE, ni INE, sino licencias de conducir y de otro tipo. Los reportes preliminares indican que ese tipo de prácticas no se han detectado en Yucatán.

Los últimos reportes preliminares de esos resultados indican que todos tuvieron más firmas de apoyo encontradas en la Lista Nominal, en los últimos días, y que considerando su “excedente”, tienen entre 3.55 hasta un 9.79% de más.

Para pasar a la siguiente etapa, los aspirantes independientes, además de las rúbricas, requieren la validación de las mismas por el instituto, cumplir con la fiscalización sus gastos para este trabajo y no tener procedimientos legales en proceso.