Mérida, Yuc.- Para evitar poner en riesgo a 15 mil empleados y más de 150 empresas de la industria del vestido, se espera que para el primer trimestre del año los precios de las prendas de vestir tengan un ajuste de hasta un 10 por ciento, en respuesta a la escalada inflacionaria y el alza del precio de combustibles, adelantó la Cámara Nacional de la Industria del Vestido (Canaive) delegación Yucatán.

El presidente de la Canaive, Pedro Góngora Medina, aseveró que si al primer trimestre del año las condiciones económicas no mejoran y el aumento de la inflación sigue descontrolado, este sector de la producción deberá hacer ajustes en sus precios de manera inmediata.

Añadió que en lo que va del año los industriales del vestido tuvieron que absorber el incremento inflacionario “y nos preocupa que esto sea siempre”.

El dirigente empresarial señaló que al no registrarse una estabilidad en la inflación de aquí a marzo, este sector tendrá que realizar un ajuste a sus precios entre el 5 ó 10 por ciento.

“Ya nos queda muy poco margen de maniobra, por lo que de continuar la inflación con tendencia al alza ya no nos queda más que realizar ajustes de precios, mismos que se darían al finalizar el primer trimestre del año”, aseveró.

Indicó que al cierre del año pasado se registró un incremento inflacionario del 6.6 por ciento y en el caso particular de la industria del vestido, este indicador económico fue de poco menos del 5 por ciento.

Góngora Medina destacó que los industriales del vestido han hecho un llamado a las autoridades para que realicen acciones que estabilicen la inflación en este sector de la producción.