Patricia Itzá/SIPSE

Mérida, Yuc.- Como una práctica monopólica calificó el delegado de la Profeco, José Antonio Nevárez Cervera, la pretensión de la Unión Nacional de Industriales de Molinos y Tortillas (Unimtac) de aumentar el precio en la tortilla, por lo que se mantendrá vigilante de que no exista abuso en el costo, y si elevaran el precio, solicitará la documentación necesaria para justificar el incremento.

“Ese tipo de pronunciamientos, en donde un grupo de comerciantes se coordina para acordar un precio agrede al Artículo 28 constitucional, que prohíbe esa práctica, además es una práctica monopólica. Sabemos que es un tema que la Secretaría de Economía turnará a la Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece)”, indicó.

Dijo que la Procuraduría Federal de Consumidor (Profeco) realizará durante los próximos días verificaciones a molinos y tortillerías para constatar precio y revisar las básculas para que proporcionen kilos completos.

El delegado precisó que el precio por kilo de tortilla está entre los 15 y 17 pesos, por lo que si al realizar los operativos se encuentran por arriba de lo establecido se requerirá, con base en el Artículo 13, que justifique o acredite el comerciante por qué ofrece un precio mayor.

“A nivel nacional se dice que el incremento se debe al aumento del gas LP, que fue del 35%, pero este insumo sólo representa el 8 por ciento del valor de cada kilo de tortilla, por lo que no vemos necesario el alza que proponen”, señaló.

Dijo que el maíz blanco tuvo un decremento del 11 por ciento a lo que costaba el año pasado, por lo que “no se justifica” el alza.