SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Un agente de la Policía Municipal de Kanasín se metió en sentido contrario en una calle del centro de esa vecina ciudad, a bordo de su motocicleta oficial, y atropelló a un niño de 6 años, a quien presuntamente le “tiró” varios dientes y provocó otras lesiones.

Como era de esperarse, los familiares y vecinos del menor salieron a reclamarle al agente, e incluso estuvieron cerca de linchar al uniformado, pero otras personas evitaron que eso ocurriera.

Resulta que este oficial al mando de la moto número 1309 de la Policía Municipal de Kanasín estaba presuntamente realizando actividades para señalizar calles debido al cierre de algunas vías por el paseo dominical de Carnaval y equivocadamente se metió a toda velocidad y en sentido contrario sobre la calle 19 entre 18 y 16, y por la derecha se le atravesó de pronto un niño, identificado como Jesús Andrey U.U., quien salió corriendo de su casa, siendo arrollado por el vehículo. 

Por el golpe,el infante fue enviado al pavimento, sufriendo lesiones diversas.
Tras ello, el motociclista se detuvo metros adelante y, de inmediato, salió la familia del pequeño, que al ver lo ocurrido intentó linchar al policía.

Sin embargo, otros vecinos del rumbo evitaron que eso pasara, y mientras la unidad 1514 de la Policía se hacía cargo del uniformado, los familiares llevaron al niño al Centro de Salud a bordo de una patrulla.

¿Vendes tu coche? ¡Cuidado! Puedes ser víctima de fraude

Posteriormente, la unidad 6370 de la Policía estatal se hizo cargo del imprudente policía, para luego ponerlo a disposición del Ministerio Público.