Francico Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- Elementos de la Policía Municipal de Progreso estarían involucrados en la muerte, bajo extrañas circunstancias, de un conocido delincuente porteño. La comuna progreseña confirmó la versión.

A días de los hechos que se han manejado con cautela, el alcalde progreseño, José Isabel Cortés Góngora, aceptó que sus policías están siendo investigados por los delitos de privación ilegal de la libertad y otras garantías, además de homicidio calificado y abuso policiaco.

Cortés Góngora no ha proporcionado los nombres de sus elementos implicados en este incidente, aunque dijo que se han separado de sus cargos mientras son investigados.

El ahora occiso es el queretano José Luis Otero Huerta, de 36 años, quien contaba con amplio historial delictivo. Tan solo en enero pasado realizó tres robos en un mismo expendio de cerveza del malecón.

Al respecto, el encargado del lugar y testigo, Julio C. T. también está siendo investigado.
Otero Huerta, adicto al alcohol y drogas, se había convertido en un “dolor de cabeza” para la sociedad porteña.

Siempre que era detenido y puesto a disposición de los jueces de control, estos lo liberaban porque el Nuevo Sistema de Justicia Penal no contempla como grave y sancionado con pena de prisión el delito de robo.

Supuestamente, cuando se le arrestó en el último de sus robos en el expendio de cerveza al que acostumbraba visitar, los agentes lo habrían golpeado fuertemente en el cráneo.

Ante esto fue ingresado en un hospital de Progreso, de donde lo sacaron a la fuerza los elementos municipales. Incluso lo despojaron del catéter con el que se le mantenía con vida.