William Sierra/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yuc.- “El que una región no haya mostrado sismicidad, no quiere decir que en el futuro no vaya a temblar. Mucha gente tiene la idea de que en Yucatán no ocurren, lo cual no es correcto, (sí ocurren pero) son leves”, indicó Alberto Vivas Pereira, encargado de la Estación Sismológica de Mérida.

Entrevistado sobre el sismo de anteanoche que se sintió en la Península de Yucatán, con epicentro en Honduras, el experto dijo que “estamos en una zona de baja sismicidad, con evidencia histórica de que se han registrado fuertes sismos, incluso uno de más de seis grados, ocurrido en 1908”.

El ex catedrático de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Autónoma de Yucatán (Uady), donde trabajó durante 36 años, mencionó que una pregunta frecuente de sus alumnos es si alguna vez en Yucatán temblará fuerte.

“Hay una región en Estados Unidos, Nueva Madrid (condado, perteneciente al estado de Missouri), donde no había evidencias de temblores hasta que el 25 de diciembre de 1699 comenzó a suceder, y ya no deja de temblar. Porque una región no muestre sismicidad no puede decirse que en un futuro no los registre”, explicó.

Abundó que tampoco se puede decir que Yucatán se volverá una zona sísmica dentro de cinco años, “eso nadie lo sabe, ya que la dinámica de las placas de la tierra es muy especial”.

“Por ejemplo las dos placas donde sucedió este sismo, La Frontera, donde está esta falla, están la de Norteamérica con la del Caribe; la primera tiene un movimiento de rotación, y la otra de traslación, entre las dos lo que hacen es deslizarse una contra la otra. Por el contrario, en el temblor de Chiapas, una placa se mete sobre otra, y esto igual ocurre en Guerrero y Michoacán”, detalló.