Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Luego de discutir con sus familiares por su adicción a las bebidas  embriagantes, Andrés, de 21 años de edad, se ahorcó en un árbol de ciruela en el patio de su casa en Maxcanú. Este es cuando menos el suicidio número 93 en lo que va de este año en Yucatán.

De acuerdo con la información proporcionada, alrededor de las 10 de la noche del jueves, este joven llegó en estado etílico a su domicilio en Maxcanú y sus familiares comenzaron a regañarlo por la situación.

La discusión fue subiendo de tono al grado de que este individuo salió de la casa hacia la calle, y aunque los familiares lo estuvieron esperando, en la madrugada de ayer decidieron irse a dormir.

También te puede interesar: Protocolo de seguridad en aeropuerto de Mérida se ha activado 3 veces

Alrededor de las seis de la mañana, los parientes despertaron ante los ladridos insistentes de los perros, y tras acudir al patio, descubrieron a Andrés ahorcado con una cuerda atada a una de las ramas de un árbol de ciruela.

Los familiares descolgaron el cuerpo y solicitaron los servicios de emergencia, pero cuando llegaron los paramédicos solo pudieron confirmar que el joven estaba muerto.

Personal del Ministerio Público y Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado se presentó a efectuar el levantamiento del cadáver.

La autopsia realizada por el Servicio Médico Forense determinó que la causa de la muerte fue  asfixia por suspensión.