Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Juan Carlos N, de 26 años de edad fue otro pescador furtivo de pepino de mar que muere de asfixia por descompresión, tras realizar esta actividad ilegal en puertos de Yucatán. Los hechos ocurrieron la tarde del martes a 15 kilómetros de la costa de Celestún.

De acuerdo con datos preliminares, el ahora occiso era originario de Champotón, Campeche, y salió de pesca junto con Gabriel de 25 años; Emelyn, de 28 años y Juan Carlos de 20 años, en busca de especies marinas en veda, al igual que muchos pescadores que realizan esa actividad ilegal.

Los hechos se registraron alrededor de las cuatro de la tarde del martes, mientras buceaba, Juan Carlos les informó a sus compañeros que se sentía mal, estos lo ayudaron a subir a la embarcación y decidieron regresar a Celestún.

También te puede interesar: Hallan cuerpo de joven en el Malecón de Progreso: Hay una detenida

Sin embargo, en el trayecto, Juan Carlos se desvaneció y los pescadores avisaron por radio a la Capitanía del Puerto sobre lo sucedido.

Al llegar al puerto de abrigo de Celestún, ya los esperaban paramédicos de la Secretaría de Seguridad Pública, pero éstos ya no pudieron hacer nada debido a que joven pescador había fallecido.

Personal del Ministerio Público y Servicios Periciales de la Fiscalía General del Estado se presentó a efectuar el levantamiento del cadáver.

La autopsia realizada por el Servicio Médico Forense determinó que la causa de la muerte fue asfixia por descompresión.