Redacción/Milenio Novedades
TEKAX, Yucatán.- Continúa la ola de suicidios en Yucatán, cuando, en la comunidad de Kancab, del municipio de Tekax, ubicada a unos 6 kilómetros de la cabecera, una joven mujer se quitó la vida ahorcándose en su domicilio, a unos metros de dónde su esposo se encontraba en estado de ebriedad.

Los hechos ocurrieron el miércoles alrededor de las 23 horas, en la calle 44 por 33 de esa comisaría, en la panadería del señor Carmen Novelo, suegro de la hoy occisa.

De acuerdo con información preliminar, Rubí Margely, de 24 años de edad se encontraba en el domicilio señalado y al ver que su esposo se encontraba en estado de ebriedad, decidió dejar la habitación principal e ir al sanitario para tranquilizarse.

También te puede interesar: Quería ser grabado al realizar un clavado y grabó su muerte

Sus familiares al percatarse de que había tardado mucho, decidieron tocar la puerta y tras no obtener respuesta, acechar por la ventana desde donde vieron que la joven mujer ya se había ahorcado, colgándose del tubo de la regadera.

Enseguida entraron al baño para auxiliarla, pero la joven mujer ya había fallecido.

Su esposo, Julio César, de 25 años, recibió la noticia en completo estado de ebriedad. Rubí dejó en la orfandad a una niña de tres años de edad y protagonizó el suicidio 111 en lo que va del año en el Estado.