MÉRIDA, Yuc.- Actualmente la Cámara Restaurantera en Mérida cuenta con 48 socios jóvenes, siendo estos los que han optado por “arriesgarse” para ofertar menús alternativos o saludables, cambiando la dinámica de los dueños de antaño, que apostaban por la comida regional.

Alejandra Pacheco Montero, presidenta de la Canirac, explicó que actualmente más personas de este rango de la población se está interesando más sobre este sector, a pesar de que “el negocio” no fue heredado por sus padres.

“En definitiva tenemos más personas que se están haciendo cargo de los negocios familiares, debido que es el patrimonio que sus padres les han dejado. Sin embargo, muchos otros están emprendiendo en este tipo de negocios, al ser la gastronomia uno de los rubros que más demanda tiene entre la población, porque ofertan diversos menús”, explicó.

Las razones por las que se mantienen son distintas, han estudiado gastronomía y aprenden a cocinar platillos de otras partes del mundo, pero además una de las principales causas por las prosperan actualmente es que se han capacitado en administración.