Henry Chablé/SIPSE

Mérida, Yuc.- El parque "Kukulcán Álamo" estaría cerca de albergar por quinta ocasión el Juego de Estrellas de la Liga Mexicana de Beisbol, ya que según comentó José Maiz, presidente de los Sultanes de Monterrey, Yucatán sería la sede del partido estelar de la temporada 2018, puesto que la nueva casa de los Diablos Rojos del México, en la que se iba a realizar, aún no está terminada.

Ayer, en conferencia de prensa sobre la nueva temporada de los regiomontanos, el propietario de los "fantasmas grises" confesó de la nueva sede, la cual sería confirmada en la próxima junta directiva de la LMB, a realizarse en febrero próximo.

En 2016, la directiva de los melenudos envió a la Liga Mexicana de Beisbol (LMB) una solicitud para albergar de nuevo en esta ciudad el Juego de Estrellas para este año, pero decidieron darle la sede a los Escarlatas.

Hace unos días, Othón Díaz, gerente general de los Diablos Rojos, manifestó que el nuevo parque de los pingos quedará listo hasta la temporada 2019, de modo que la Liga Mexicana buscaría otra sede para el juego estelar de este año.

En un inicio, la obra del nuevo estadio del México fue anunciada para comenzar el 2 de diciembre de 2014, pero los trabajos arrancaron a principios de 2015, incluso se dijo que sería inaugurado en enero del año pasado.

Hay que recordar que en 2017, previo al Juego de Estrellas en el "Nelsón Barrera Romellón" de Campeche, el entonces presidente de la LMB, Plinio Escalante, comentó que la casa de los melenudos se haría cargo del Juego de Estrellas en caso de que Diablos no pudiera realizarla.

Por su parte, al preguntarle a la directiva de Leones sobre la noticia declarada por José Maiz, mencionaron que aún no están enterados del tema y que esperarían hasta la próxima junta directiva de la LMB para saber qué pasará.

El último partido que reúne a los jugadores más destacados del circuito de verano, celebrado en Yucatán, fue en la temporada 2015, siendo considerada una de las mejores organizadas en la historia de la liga.