Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- Hasta el corte del día 4 de este mes, se han registrado 125 suicidios en lo que va de 2018, superando los 121 casos en los primeros siete meses del año pasado. El último fue en la madrugada del miércoles y se trató de un joven de 24 años que se ahorcó en Tekax, fue rescatado con vida, pero murió en el hospital.

Daniel, de 24 años de edad, decidió quitarse la vida en su domicilio en la colonia San Francisco en Tekax, se encerró en su habitación y se ahorcó con ayuda de un hamaquero, sin embargo fue descubierto por su cuñada quien con la ayuda de otros familiares lograron descolgarlo, mientras llegaban los servicios de emergencia.

Al lugar llegaron paramédicos de la Cruz Roja, quienes aplicaron los primeros auxilios a este joven y lo trasladaron al Hospital General de Tekax, donde finalmente falleció convirtiéndose en la muerte autoinfligida 125 en Yucatán.

También te puede interesar: Iepac analiza distritos con irregularidades en conteo de votos

De acuerdo con datos de la Secretaría de Salud, en enero ocurrieron 13 suicidios, en febrero 27, en marzo 24, en abril 22, mayo 24, junio 12 y en los primeros cuatro días de julio han ocurrido tres casos para un total de 125 muertes autoinfligidas hasta el día 4 de este mes.

En 2017 la cifra fue de 18 suicidios en enero, en febrero 9, en marzo 16, en abril 17, en mayo 24, junio 18 y julio 19 para un total de 121 casos.

En este año de los 125 suicidios, 102 son hombres y 23 mujeres, de este total se ha registrado la muerte autoinfligida de cinco menores de edad.

El método del ahorcamiento es el más utilizado en Yucatán con 111 casos, mientras que 12  han sido por envenenamiento y dos por otros medios.

Mérida es el municipio con mayor incidencia con 56 muertes autoinfligidas, en segundo lugar está Kanasín con 12 casos, en tercero Umán con seis, le sigue Tecoh con cinco, luego Valladolid con tres, y Celestún, Hunucmá, Progreso y Valladolid con dos sucesos de este tipo. Además de que hay otros 37 casos que sucedieron también en el interior del estado.

De acuerdo con la Unidad de Salud Mental de la Secretaría de Salud Estatal, la depresión es el principal detonador para que las personas atenten contra su vida, causada por problemas económicos, pleitos de parejas y en enfermedades terminales o adicciones.