Francisco Puerto/SIPSE
MÉRIDA, Yuc.- En contra de Marco M. M. G. se decretó como legal su detención y fue imputado por el delito de robo calificado cometido con violencia y en pandilla, luego que junto con otros sujetos, el pasado martes asaltaran la bodega de una gasera, en la colonia Mulchechén, Kanasín.

Fue el juez de control de Kanasín, Santos Alfredo May Tinal, quien lo imputó por dicho ilícito que denunció el apoderado legal de la empresa afectada.

May Tinal, como medida cautelar, le impuso prisión preventiva oficiosa hasta la audiencia de vinculación, que fue programada para el 31 de enero.

Los hechos ocurrieron el pasado 23 de enero, aproximadamente a las 15:00 horas, cuando el ahora procesado, acompañado de dos sujetos más, ingresó a la bodega de Gas Tomza de Yucatán, en la calle 70 entre 73 y 75 de Mulchechén.

Una vez en su interior, el ahora procesado empujó al vigilante, y ya en el suelo lo golpeó y le puso un cuchillo a la altura del cuello.

Aprovechando esta situación, se apoderaron de 7 mil 930 pesos y un teléfono celular, para luego escapar todos.

Sin embargo, Marco M. M. G. fue identificado por la víctima y se le capturó, para proceder legalmente contra él.