Mérida, Yuc.- La Cámara Nacional de la Industria de la Masa y la Tortilla reveló que ya turnó la propuesta de rutas de ventas para evitar pasar la factura de las alzas del gas butano al precio de este alimento.

“Al pasar la propuesta, el Ayuntamiento se encargará de estudiar los pros y contras; sugerir las acciones que hagan falta para establecer los parámetros de venta y que la economía, tanto comerciantes como consumidores no se vea afectada”, abundó, Luis Quijano López, presidente de la cámara.

Indicó que el objetivo de la propuesta es buscar una solución para prevenir un incremento en la tortilla, que hasta este momento, como se encuentra la situación económica, sería perjudicial.

“Hasta el momento hemos resistido las alzas; sin embargo, algunos de los compañeros se han visto en la necesidad de bajar sus cortinas. Con la propuesta buscamos que lo que se utiliza en ventas a domicilio se traduzca en productividad”, explicó.

El titular de la Cámara de Molineros informó que al corte del primer mes las ventas se han visto afectadas de manera significativa, sobre todo en lo que se refiere al comercio de mostrador, que vende entre 300 y 600 pesos por establecimiento.

Quijano López indicó que las fluctuaciones en los precios de los energéticos, insumos como la harina y el incremento al precio del transporte, han ocasionado que los permisionarios tengan que absorber todos los gastos.

“Persiste un panorama de incertidumbre por parte de los agremiados, las personas se basan en lo que dice la cámara de Mérida y si nosotros ajustamos los precios ellos también”, finalizó.