MÉRIDA, Yuc.- Convertidos en una máquina ofensiva, a la que nada le falla, así volvió a comportar el ataque de los Leones de Yucatán, que se dieron otro festín de 13-2, ante unos irreconocibles y mansos Tigres de Quintana Roo, en este que ha sido uno de los arranques de campeonato más explosivos de los monarcas de la Liga Mexicana de Beisbol.

Los reyes de la selva siguieron con su romance ofensivo, regando imparables por todo el “Beto Ávila”, de Cancún, ante los brazos bengalíes, que dieron lastima, sin importar el que sea colocado en el centro del diamante.

Más de uno se habrá preguntado y dónde quedó precisamente el pitcheo de los Tigres, una de sus fortalezas, que acabó humillado en la serie con 44 carreras y 52 jits, entre ellos 11 jonrones, pues anoche el que se llevó la barda fue Sebastián Valle, en la séptima, de dos registros.

Esta serie dejó un empacho ofensivo a los selváticos, en el que nadie se quedó fuera del banquete, siendo utilizados todo el roster. Cada juego acabó plagado de suplentes, que igual respondieron a la ofensiva y defensiva, como lo demostró Walter Higuera con un engarce de lujo en el bosque central a batazo de Manuel Orduño.

Diego Madero igual fue reflejo de este buen arranque, llegando a ligar siete imparables y pudo haber sido uno más, de no haber sido por un atrapadón del jardinero Alonso Harris, que de todas maneras contó como elevado de sacrificio remolcando de pisa y corre una de las seis carreras de la quinta entrada. En su siguiente turno, fue ponchado.

Anoche, ni el estelar Javier Solano pudo frenar la desatada artillería de los Leones, que lo expulsaron de la loma con cinco anotaciones, con ocho jits, en cuatro actos para sufrir el revés. Luego siguieron tres más.

Por el contrario, Yucatán también tuvo pitcheo con Jonathan Castellanos, quien se llevó la victoria espaciando en seis capítulos, cinco jits, no permitió carrera, firmó una base y ponchó a dos. Después lanzaron a un capítulo, Oscar Félix, Mario Meza, a quien se le escapó la echada al permitir jonrón de Ángel Erro con uno a bordo, y terminó Felipe Arredondo.

La paliza comenzó a tomar forma con cuatro en la segunda remolcadas por imparables de Ricardo Serrano, Madero, Everth Cabrera (bateó de 4-3) y otra por wildpich; jit de Luis Felipe Juárez produjo la quinta en la cuarta, y en la quinta los selváticos rugieron con el racimo de seis, en los que dos las llevó al plato Cabrera con doble. Las demás corrieron a cargo de Art Charles, Leo Heras, Madero y Valle. Yucatán abrirá serie esta noche visitando ahora a los Piratas de Campeche.