MÉRIDA, Yuc.- Yoanner Negrín sabe bien lo que es quedarse en la orilla una y otra vez, lo sufrió pero tiene ya esos amargos recuerdos atrás y ve el futuro, las nuevas oportunidades, como la que se les presenta ahora, en una nueva final entre Leones de Yucatán y Tigres de Quintana Roo.

“Estoy feliz de estar en la final de la Zona Sur y esperemos con Dios por delante que las cosas nos sigan yendo bien, como en estos primeros partidos ante León”, expresó el serpentinero.

Los melenudos inician la serie en casa cuando esta noche, en punto de las 19:00 horas, reciban a las fieras de Quintana Roo.

El cubano, uno de los brazos confiables en el cuerpo de abridores, reiteró que está contento de haber ayudado al equipo a obtener una victoria ante los Bravos.

“Ya se vio de lo que soy capaz, quizá habrá algunas personas que hayan dudado por partidos en los que batallé en la temporada regular".

Negrín no dudó en señalar que los Tigres tienen un lineup muy bueno, pero si se hace un buen análisis y se trata de colocar los pitcheos donde ellos tienen deficiencias, podrán detener su artillería.

“En la etapa regular estuvimos muy parejos, pero eso ya quedó atrás, ahora hay que enfocarnos en lo que viene. A dar el extra para alcanzar la final”, indicó.