Mérida, Yuc.- Traído esta temporada por el poder que tiene en las muñecas, Luis Felipe Juárez pudo al fin demostrarlo, justo en los aires norteñas, en los que sabe desenvolverse.

Desde que arrancó la temporada el “Pepón” se había dedicado a regar imparables –en su mayoría de una base-, sin embargo, anoche llegó el batazo por el que fue traído y de los que se espera de muchos más, un cuadrangular con el que allanó el camino a los Leones de Yucatán a un éxito de 5-2 frente a los Vaqueros de Unión Laguna, en duelo fraterno, celebrado en el Estadio Revolución, de Torreón, Coahuila.

Este primer bambinazo del ex sultán Juárez encontró en los senderos a Alán López y Walter Ibarra, coronando una ofensiva de cuatro anotaciones en la tercera entrada, que inclinó el juego a favor de los selváticos. Fue además el partido número 13 consecutivo en que Juárez ha bateado al menos un inatrapable.

Por el contrario, al que no le ha estado yendo bien es a Jesús Valdez, incluso por segunda noche consecutiva, el mánager Roberto “Chapo” Vizcarra le dio descanso. El “Cacao” apenas tiene en sus últimos 19 turnos, tres indiscutibles –uno de ellos, jonrón-, y batea para .244, pero se espera que estos días de inhabilidad lo ayuden y siga siendo el bateador de respeto que la afición apoya.

El cuadro selvático trabajó bien.

Jonathan Castellanos tuvo un arranque un poco descompuesto. Permitió en la misma primera entrada un registro, tras enfrentarse a seis bateadores, que le pegaron par de indiscutibles y firmó un pasaporte. Sin embargo, conforme avanzó el partido se vio mucho mejor, espaciando cuatro sencillos más, en cinco episodios completos de labor. Sólo otorgó una transferencia más y dejó a tres con la carabina al hombro para su segundo éxito sin revés.

Los reyes de la selva igual pisaron la registradora en su primer turno al bate, cuando el primero en el orden Rubén Sosa gorreó la inicial, se estafó la segunda y alcanzó el pentágono con sencillo de Walter Ibarra, quien se fue de 5-3.

El tropiezo lo sufrió el sinaloense Eumir Sepúlveda (0-1), primero de cinco serpentineros.

Juagadas espectaculares disfrutaron anoche los aficionados que se dieron cita en la casa de los Algodoneros.

El “Chapo” Vizcarra utilizó después de Castellanos a seis lanzadores más, incluido Ronald Belisario, quien se apuntó su cuarto salvamento, al retirar en orden la novena, en la que sirvió par de chocolates.

Triplete de Kristian Delgado produjo el segundo registro de casa, en la octava.

La victoria permitió a los selváticos seguir en la cima de la Zona Sur, junto con Diablos del México y Tigres de Quintana Roo.