Katia Leyva/ Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- La liberación los combustibles también tendrá impacto en el precio de la vivienda, el incremento estimado es de 6%, esto debido a que las empresas que se encargan de realizar el flete de los insumos básicos para la construcción de los hogares, han incrementado sus precios, informó, Carlos Medina Rodríguez, presidente de la Cámara Nacional de la Industria de Desarrollo y Promoción de Vivienda, Canadevi.

Añadió que si bien se registrará un ajuste al precio de la vivienda, este a su vez dependerá de los materiales con los que se realice su construcción, como lo son el acero, aluminio y vidrio, cuyos precios se cotizan de forma importante.

Por otro lado, el titular de Canadevi Nacional dijo estar a la espera de un posible incremento al cemento, lo que afectaría de manera directa los productos básicos de la construcción.

También te puede interesar: Paga tu predial y gana un viaje al Mundial de Rusia

“En estos días realizaremos análisis sobre el impacto que tendrá el ajuste al flete en la vivienda, además de que esperaremos al 10 de enero, fecha en la que se debe actualizar el UMA (Unidad de Medida de Actualización) y con ello conocer cuál será el poder adquisitivo de los trabajadores”.

Indicó que el año pasado el precio de la vivienda registró un incremento significativo entre el 3 y 4%, esto a consecuencia del ajuste importante al precio de los combustibles o el “gasolinazo” que se registró a inicios del 2017.

“El precio de la vivienda social se cotiza en promedio en 312 mil pesos, la catalogada como tradicional se cotiza en 550 a 600 mil pesos y la residencial se encuentra a partir del millón de pesos, misma que en el año pasado registró una demanda mayor en ciertos sectores de la capital yucateca”.

Por otro lado, Rodríguez Medina precisó que se encuentran a la espera de que los productos de materiales pasen las nuevas listas y con ello rectificar si habrá o no modificaciones en los precios.

En la capital yucateca, la vivienda residencial tuvo un repunte significativo el año pasado, además de que la vivienda social registró una demanda importante. La meta para este 2018 en el sector de la vivienda en la entidad, es la construcción promedio de nueve mil viviendas, con el presupuesto asignado de seis mil 700 millones de pesos.