Luis Fuente/Milenio Novedades
MÉRIDA, Yucatán.- En la lectura de la sentencia a cinco pandilleros involucrados en el asesinato de una persona y en el ataque a otra se dio un furioso reclamo de los denunciantes, pues tres fueron absueltos, uno se quedó preso por el delito de homicidio y uno más por lesiones que pusieron en peligro la vida.

Ayer el Tribunal Primero de Juicio liberó a este último con el uso de localizador electrónico a pesar de la oposición de los fiscales y los propios demandantes, quienes manifestaron temor por su vida. Ante la decisión de este Tribunal, la madre de la víctima fatal y el padre, quien fue el que resultó gravemente herido en este ataque, hicieron responsables a los jueces que lo integran, de lo que les pueda pasar porque insistieron en que “temen por su vida”.

También te puede interesar: Encuentran culpable de abuso, al padrastro de la víctima

De cinco vándalos acusados de homicidio de un integrante de una banda rival, tres fueron liberados, sólo uno se quedó por asesinato y uno más por lesiones que pusieron en peligro la vida, así lo determinó el Tribunal Primero de Juicio Oral al concluir ayer el proceso de este crimen.

La resolución fue emitida por unanimidad por los integrantes de este Tribunal, los jueces Níger Desiderio Pool Cab, Nidia Guadalupe Celis Fuentes y Fabiola Rodríguez Zurita, proceso en el que se utilizaron intérpretes en lenguaje de señas debido a que dos de los acusados son sordomudos.

De esta manera, Raúl Alonso Caamal Pech fue hallado culpable del delito de homicidio calificado por la muerte de José Ulises Caamal Macías, en tanto que Cleyver Geovanny Perera Noh, por el ilícito de lesiones que pusieron en peligro la vida de José Nicolás Cauich Cauich.

Ayer se llevó a cabo la lectura y la explicación de la sentencia en una audiencia realizada en el Centro de Justicia Oral. Raúl Alonso Caamal Pech tan sólo fue sentenciado a 22 años de prisión la pena va de 20 a 30 años- y Cleyver Geovanny Perera Noh, a dos años 10 meses, y además a este individuo se le concedieron los beneficios que otorga la ley para la sustitución de las sanciones corporales.

El progenitor de la víctima y denunciante Jorge Nicolás Cauich Cauich salió enfurecido de la sala luego de escuchar que el pandillero quedaría en libertad con el uso de brazalete electrónico, y recriminó a los jueces Níger Desiderio Pool Cab, Nidia Guadalupe Celis Fuentes y Fabiola Rodríguez Zurita, a quienes acusó de no valorar debidamente las pruebas aportadas por los fiscales.

“Ustedes creen que sólo estos dos fueron los autores del crimen de mi hijo, todos participaron. Mientras unos lo atacaban a él, otros me apuñalaron, recibí cinco. A todos les decomisaron machetes y cuchillos; no es posible que ustedes hagan esto”, reclamó encorajinado Cauich Cauich.